Trieste

“He atravesado toda la ciudad.

Después he subido una cuesta,

al principio poblada, más allá desierta,

que un pequeño muro clausura:

un rincón en el que, solo,

me siento. Donde él acaba

diría que se acaba la ciudad.

Trieste posee una gracia

arisca. Si gusta

es como un golfillo brusco y voraz,

de ojos azules y manos demasiado grandes

para regalar una flor;

como un amor

con celos.

Desde esta cuesta, diviso cada iglesia

y cada una de sus calles, se encaminen a la playa ocupada

o a la colina donde, en su cima

pedregosa, una casa, la última, se aferra.

Alrededor

de cada cosa circula

un aire extraño, un aire de tormenta,

el aire nativo.

Mi ciudad, que allí donde mires está viva,

tiene el rincón hecho para mí, para mi vivir

pensativo y esquivo.”

Umberto Saba de “Trieste e una donna”

 

Trieste es una encrucijada Norte-Sur. Trieste es el encuentro entre los Alpes y el mar. Es sobre todo un punto de encuentro de la civilización germánica y la civilización eslava con el Adriático veneciano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s