“En estos campos de la tierra mía

y extranjero en los campos de mi tierra

-yo tuve patria donde corre el Duero

por entre grises peñas,

y fantasmas de viejos encinares,

allá en Castilla, mística y guerrera,

Castilla la gentil, humilde y brava,

Dastilla del desdén y de la fuerza-,

en estos campos de mi Andalucía,

¡oh tierra en que nací!, cantar quisiera.

Tengo recuerdos de mi infancia, tengo

imágenes de luz y palmeras,

y en una gloria de oro,

de sueñes campanarios con cigüeñas,

de ciudades con calles sin mujeres

bajo un cielo de añil, plazas desiertas

donde crecen naranjos encendidos

con sus frutas redondas y bermejas  (…)”

Antonio Machado, Campos de Castilla, Poema CXXV

Este poema fechado en la primavera de 1913, se inscribe básicamente en un grupo de poemas que son la planeación del recuerdo de Leonor y Soria y constituyen la expresión de la soledad, tristeza y abatimiento del poeta.

El pema es un dolorido canto de un alma desarraigada. Cantar quisiera, nos dice el poeta, y acto seguido enuncia diferentes objetos de la memoria. Pero una vez los ha evocado llegamos a la conclusión que estos objetos no tienen vida. Es como si estuviera contemplando un álbum de fotografías ajenas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s