La Revolución francesa según Hegel

Fundamentalmente la Revolución significó para Hegel el hacerse valer y el triunfo de la Razón: enunciaba el valor supremo de la razón sobre la realidad. El principio de la Revolución establecía que el pensamiento debe gobernar la realidad y el orden político-social;”todo lo racional es real”, dirá Hegel, es decir, sólo puede considerarse como verdadera realidad aquella que realiza las exigencias y los fines de la Razón. La Revolución se proponía aunar la vida socialcomunitaria con el principio de la “subjetividad”, con la realización de la libertad y el saberse libre.
Sin embargo, la experiencia del Terror, que Hegel interpretó como la exasperación del principio subjetivo de la libertad, mostró a Hegel la tremenda dificultad de conjugar racionalmente la libertad del hombre y la organización político-social en un equilibrio en el que ninguno de los polos o mementos sea reducido y disuelto en el otro, pues en tal caso se acabaría con la libertad objetiva y con la vida del Espíritu. Este último es el auténtico problema hegeliano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s