Fuentes del platonismo medieval

La filosofía de inspiración platónica se extendió en la Edad media fundamentalmente gracias a la influencia y autoridad de San Agustín. Existieron, sin embargo, otras fuentes de penetración platónica independientes de San Agustín. La más importante de todas ellas fue la obra de un filósofo de identidad desconocida, el Pseudo Dionisio.
Las obras de este platónico cristiano gozaron de una gran autoridad durante la Edad Media, ya que se pensaba que su autor era Dionisio, el discípulo de San Pablo. Tanto los teólogos orientales como los accidentales apelaron a su autoridad en apoyo de determinadas doctrinas teológicas. Sin embargo, el autor de estas obras no es el discípulo de San Pablo sino un filósofo que las compuso a finales del siglo IV. En ellas se percibe la influencia del neoplatónico Proclo (siglo IV) y, por tanto, de la escuela neoplatónica de Atenas.
La contribución más importante de la obra del Pseudo Dionisio es la teoría denominada teología negativa. Dios está más allá del ser y de la realidad (en esto sigue la doctrina neoplatónica de la trascendencia del Uno que, según Plotino, “está más allá de la realidad”) y, por tanto, no nos es posible conocer positivamente lo que es, sino sólo negativamente lo que no es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s