Causas del olvido

Hola, buenos días. Hoy me gustaría hablar del olvido. ¿Por qué se pierden muchas de las cosas que alguna vez supimos? ¿Cuál es la causa de que olvidemos cosas después de haberlas aprendido?
Las teorías que han intentado dar una explicación del olvido pueden agruparse en dos clases: a) teorías estructurales, que ven la causa del olvido en un cambio de los engramas cerebrales, que constituyen la base fisiológica de la memoria; b) teorías funcionales que ponen la causa del olvido en un “bloqueamiento” en el funcionamiento normal de nuestra memoria y no en un cambio estructural.

Según la primera teoría, el olvido se debe a la debilitación y desaparición final de los engramas cerebrales que no se refuerzan por el uso. Esta debilitación es causada por los procesos metabólicos normales del cerebro, que en un cierto lapso de tiempo renuevan toda la materia de que se compone. Si el engrama no ha sido reforzado por el uso, va despareciendo a medida que la materia cerebral se renueva.

Según la teoría de la distorsión sistemática, el olvido se debe también a cambios producidos en los engramas cerebrales. Pero estos cambios no son debidos al debilitamiento por atrofia, sino a distorsiones y mutaciones espontáneas de los engramas cerebrales. Esta teoría se apoya en el hecho de que nuestros recuerdos de formas visuales aparecen a menudo distorsionados, y no de cualquier forma, sino sistemáticamente. Las formas recordadas tienden a ser más niveladas, más “normales” que las formas percibidas.

Las teorías funcionales del olvido son dos: la teoría de la inhibición y la del olvido motivado. Según la teoría de la inhibición, el olvido no es debido a la atrofia o a la distorsión de los engramas cerebrales, sino a la inhibición de recuerdos anteriores por el aprendizaje de nuevo material.  Por último, según la teoría del olvido motivado, algunos de nuestros recuerdos se “olvidan” por su relación con nuestros problemas emocionales. Es como si la persona decidiera olvidar aquel suceso que resulta inaceptable para ella. Esta teoría se apoya generalmente en la doctrina psicoanalítica de la represión: nuestro yo consciente reprime aquellas tendencias que son inaceptables para la idea que él se hace de si mismo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Filosofía, Psicología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s